Ribera del río Guadalete por la zona de la Cartuja.

Más o menos tuvo que ser por esta zona. Estamos en la ribera del río Guadalete. Allí fue donde tuvo que acudir el Rey Don Rodrigo cuando tuvo conocimiento de la entrada de los primeros guerreros musulmanes en el año 711.

Don Rodrigo, último rey visigodo de la Península Ibérica, bajó desde las Vascongadas, donde luchaba contra un reducto de insurgentes. Cruzó toda España para reunirse junto a su ejército en esta zona y aquí tuvo lugar la batalla del Guadalete. Quizá la más importante de toda la Historia de España si se tiene en cuenta que tras perder las huestes visigodas la entrada de los musulmanes fue prácticamente un paseo militar si oposición alguna hasta el norte de España.

Aquí debió de tener lugar esta importante batalla que trajo ocho siglos de presencia islámica en la península. Y la desaparición del Rey Don Rodrigo del cual nunca más se supo. Una inscripción en una sepultura encontrada en Portugal decía en su epitafio algo así como «Aquí descansa Rodrigo, el último rey de los godos». Perteneciendo más la leyenda que a la realidad histórica esta circunstancia.

El gran historiador Claudio Sánchez Albornoz estudió muy bien todos estos acontecimientos sin obtener resultados fidelignos del lugar concreto donde se pudo establecer el choque bélico. Se habló siempre del Guadalete y muy probablemente pudiera haber sido por estas tierras que dan pie a este artículo a través de la fotografía. Muy cerca de Jerez.

En defintiva, un lugar que quedó sellado para siempre en la Historia de España.