José Tomás toreando en Jerez bajo la lluvia. FOTO - plazadetorosdejerez.es

Cada año los carteles vienen acompañados de una cuestión. Si el año pasado la pregunta era la razón por la que José Tomás elegía la plaza de toros de Jerez para su reaparición en España, este año ha sido otra la razón (si es que se sabe): ¿Por qué no ha corrida de rejones?

No se sabe. El pasado año fue la corrida que más dinero le dio a la empresa. Sin embargo, este año, queda fuera. Caprichos de las empresas. O quizá que Pablo Hermoso no se puso de acuerdo con la Matilla. Vaya usted a saber.

El caso es que después de mucho años, Jerez se presenta, taurinamente hablando, sin caballos y sin caballeros rejoneadores. Lo de Pablo Hermoso, puede ser. Pero también es cierto que en Jerez ya no hay rejoneadores. Al menos de momento (sabemos que la familia Domecq está preparando a nuevos pupilos con buen estilo). Quizá sin un rejoneador de Jerez, el cartel puede quedar mustio. Enrarecido. El caso es que no se ha organizado nada.

El primer festejo de hoy jueves nos trae a El Fandi, Cayetano y López Simon. Con toros de Zalduendo. López Simón indultó el pasado año y tenía su puesto. Cayetano cae bien en un Jerez que se vende como una feria con estilo. El Fandi, sinceramente, no sabemos muy bien que misterio trae para decirnos. Quizá sea que es torero de la empresa.

Para el viernes está puesto Padilla, Morante y Manzanares. Cartel de artistas y cartel con nuestro torero jerezano, el cual, mientras esté en activo, debe y tiene que estar. Morante nos regalará las limosnas del arte que dice mi amigo Curro y Manzanares estamos deseando que suelte el mando a distancia para pasárselos por la barriga. La corrida es de Cuvillo. Siempre con interés.

El sábado es el plato fuerte. Talavante y Roca Rey. Dos toreros con personalidad propia. Ojalá que con ganas de ganarle el uno al otro la pelea en el ruedo. La rivalidad siempre fue un cimiento del toreo. Y ahora todos quieren ir cómodos. Talavante es un torero genial capaz de lo mejor. Y Roca Rey es el nuevo torero para los aficionados. Con capacidad para llegar con la goma de borrar. O de ponerlos a todos en fila de uno. De hecho, ya lo están todos. Y eso nos congratula.

Dejar comentario