Roca Rey en Jerez de la Frontera. FOTO.- Román Ríos - EFE.

Tres orejas para Talavante y cuatro para Roca Rey en su presentación en Jerez


Se han lidiado dos toros de Juan Pedro Domecq (1º y 4º), dos de Zalduendo (2º y 5º), y dos de Núñez del Cuvillo (3º y 6º), de justa presentación y cara. Con poco fuelle y nobles.

Alejandro Talavante, ovación, oreja y dos orejas.

Roca Rey, dos orejas, ovación y dos orejas.

Incidencias.- Tres cuartos de entrada en tarde agradable. Antonio Caro Gil actuó de sobresaliente. Juan Sierra saludó en el cuarto.

Manuel Sotelino

Finiquitada quedó la feria de Jerez en lo que a lo taurino se refiere. Hasta el año que viene que vuelvan los toros en mayo. Esperemos que con rejones. O sin ellos. Vaya usted a saber lo que la empresa nos tendrá preparado para el 2018. Ni el mismísmo Toño Matilla podría adivinar qué saldrá el próximo año. Ya se verá. El caso es que se acabaron los festejos taurinos con un mano a mano que se pensaba podía poner el cartel de ‘no hay billetes’ y se quedó en tres cuartos de entrada. La misma, prácticamente, que la del día de ayer. Y la media entrada justa que tuvo la plaza el jueves de feria. Con esto y un bizcocho… Ya se sabe.
La tarjeta de presentación de este mano a mano lo inició Talavante en su primero por estatuarios. Alguna arrucina y un cambio de manos magnifico. Al toro de le acabo la gasolina pronto. Iba y venía sin emoción. Ahí acabó todo. Hubo muletazos buenos pero sin toro. Su segundo del lote era un torete de Cuvillo manso de condición. Lo muleteó de rodillas al manso para abrir la faena y comenzó a embestir con cierta emoción. Una faena que fue perdiendo vuelos. Su último toro pareció que podía tener algo de más movilidad. No aguantó mucho el animal, pero tuvo cierta clase. Y la aprovechó Talavante para sacarle tres tandas con la zurda de buena factura

Roca Rey a su primero lo toreó a la verónica y le hizo un quite apretado por chicuelinas y tafalleras. El comienzo de faena fue tremendo. Intentó e pase cambiado pero no dejo salida y se llevó por delante. Afortunadamente sin consecuencias. Le obligó mucho por abajo y aunque tuvo bondad y clase el toro se apagó. Bernadinas para concluir muy apretadas y estoconazo arriba. Dos orejas. A su segundo toro no se le hizo ni para un análisis en el caballo. Quedó crudo. Sin embargo no fue óbice para que llegara a la muleta con sosería. Faena sin emoción al no haber movilidad, fiereza y emoción. El último de la suelta tuvo mucha calidad por el derecho. Mano baja y quietud fue la receta que le recetó Roca Rey. Una faena con destellos de buenos muletazos que gustó al respetable.

1 comentario

  1. Lástima que hasta mayo próximo no se abran las puertas del coso. Nos queda, para consuelo, El Puerto de Santa María. En resumen, la fiesta ha ido a más cada jornada, aunque han sido pocos días.

Dejar comentario