corrida de rejones en Jerez de la frontera
Lea Vicens, en la tarde de hoy en la corrida del Arte del Rejoneo. Foto - Roman

Festejó tradicional del Arte de Rejoneo hoy en Jerez de la Frontera con una buena corrida de Bohórquez que sirvió para el triunfo de los rejoneadores


Ganadería.- Se han lidiado toros de Fermín Bohórquez, despuntados para rejones. Bien presentados y nobles.

Andy Cartagena, ovación y dos orejas.

Diego Venturaa, ovación y dos orejas.

Lea Vicens, ovación y dos orejas.

Incidencias.- Más de media entrada en tarde agradable. Se guardó un minuto de silencio en recuerdo del fallecimiento del cirujano taurinoJulio Mendoza.

Se abrió un año más la plaza de toros de Jerez para ofrecer uno de los espectáculos más tradionales de todo el calendario taurino: La corrida del Arte del Rejoneo, puesta en valor e innovada en esta plaza de la calle Circo donde se supo mucho de toros y de caballos. Un festejo que abrió la Feria y que tenía el interés de ver a tres caballeros rejonadores de renombre. Cartagena con su ya dilatada trayectoria, la gran figura del toreo a caballo como es Diego Ventura y la nueva promesa en el escalafón como es la francesa Lea Vicens.

Entretenido festejo de rejones con un Andy Cartagena espectacular que hizo quiebros y toreó sin riendas, colocando reunido algunos pares a dos manos. Al cuarto toro le dio tiempo de darle un puntazo en los cuartos traseros a un caballo de pelo isabelo antes de que se rajara. Se fue a las tablas acobardado y dificultó la labor de Cartagena que a pesar de todo cortó dos orejas generosas.

Ventura estoy muy bien en su primer toro. Haciendo dobles quiebros y colocando por los adentros banderillas en el estribo. Dándole toda la ventaja al toro. Falló con el rejón de muerte y tuvo que descabellar dos veces. Su segundo del lote tuvo muchos pies. Ventura lo lidió con valerosas banderillas al quiebro y tres rosas en un palmo de terreno. Rejonazo perpendicular y un descabelllo. Dos orejas excesivas.

A dos pistas manejó las riendas con soltura Lea Vicens y clavó en los medios. Buena actuación emborronada con el rejón de muerte. Descabellos y ovación. En el último de la tarde, Vicens volvió a desplegar su toreo sosegado, elegante y sin muchas alharacas. Cuando el toreo se hace con pureza sobran los aspavientos. Siempre reunió y clavó bajo las espuelas. Colocó un rejonazo trasero y tras un descabello le concedieron las dos orejas que le daban billete para salir con sus compañeros por la puerta grande.

1 comentario

Dejar comentario