Hace unos días salía del taller del escultor jerezano Antonio López Ramírez con destino a la barriada malagueña del Palo una bonita Dolorosa tallada en madera de cedro y policromada al óleo con 165 centímetros de altura. Dicha imagen ha sido recibida en el colegio católico Safa-Icet, donde recibirá culto bajo la advocación de Aurora. En dicho centro se trabaja en la creación de una futura hermandad.

cofradias_dolorosa_lopez_ramirez_virgen2

Dejar comentario