Portada de la guía catálogo.
Portada de la nueva guía catálogo del Museo Arqueológico de Jerez.

El Ayuntamiento, a través de la Tenencia de Alcaldía de Dinamización Cultural y Patrimonio Histórico y coincidiendo con el Día Internacional de los Museos, presenta la nueva Guía-catálogo del Museo Arqueológico Municipal de Jerez. Se trata de una obra escrita por los arqueólogos municipales Francisco J. Barrionuevo Contreras y Rosalía González Rodríguez, esta última ya jubilada. La nueva guía, en la que se viene trabajando desde hace años, ha sido concebida como instrumento para facilitar la visita al Museo y como carta de presentación de sus fondos.

Con este objetivo se han seleccionado cuidadosamente 350 piezas de las más de 1.300 que se exhiben en sus salas, lo que permite hacer un recorrido por la historia de Jerez desde los primeros cazadores-recolectores hasta el siglo XVIII en 274 páginas. Cada una de las piezas lleva adjunto un comentario con su correspondiente bibliografía, de forma que resulte útil tanto a personas interesadas como a los especialistas.

Esta edición, que ha corrido a cargo de la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Jerez, sin el apoyo de los cuales este proyecto no hubiera podido concretarse, cuenta con 182 ilustraciones de gran calidad dentro de una edición muy cuidada.

La editorial jerezana Peripeciaslibros, en colaboración con la Asociación de Amigos del Museo Arqueológico de Jerez, han hecho posible la publicación de esta Guía-Catálogo, de excelente calidad. Rosalía González y Francisco Barrionuevo repasan en ella, a través de piezas de enorme valor, los diferente periodos históricos que han conformado el patrimonio de Jerez de la Frontera.

Se ha realizado una primera tirada de 325 ejemplares con los que el Museo Arqueológico de Jerez espera cubrir la demanda más inmediata, estando ya disponible en librerías por un precio de venta de 18 euros. La Guía-catálogo 2020 estará también disponible en el propio Museo Arqueológico una vez que pueda abrir sus puertas al público.

Como dato histórico es de destacar que estas instalaciones hunden sus raíces en el año 1752 cuando Fernando VI dictaba orden para que las antigüedades del reino se salvaguardaran en dependencias municipales. Poco después, en torno a 1753, Bartolomé Gutiérrez incluía en su Historia de Jerez una lámina donde se identifican algunas de las piezas del primer Depósito de Antigüedades. Podría ser considerada como la primera ‘guía’ de la colección.