Segundo toro de la ganadería de Miura al que se le dio la vuelta al ruedo. Foto - Eva Morales.

Festejo celebrado ayer en Sanlúcar de Barrameda con toros de Miura tomándose todas las medidas sanitarias de seguridad para que Luque obtuviera un meritorio triunfo


Ganadería.- Se han lidiado toros de Miura muy serios por delante y con volumen. Pelearon con el caballo aunque de juego desigual. Sobresalió el segundo por su nobleza al que se le dio la vuelta al ruedo.

Manuel Escribano, palmas y ovación con saludos.

Daniel Luque, dos orejas y dos orejas.

 

Pepe Moral, oreja y silencio.

Incidencias.- Corrida Magallánica para celebrar el V Centenario de la I Vuelta al Mundo.

Respetando las medidas de distanciamiento físico del público, apenas novecientos aficionados se pudieron dar cita en la plaza de El Pino de Sanlúcar de Barrameda para celebrar el V Centenario de la primera vuelta al mundo en un festejo con los toreros vestidos de época.

La corrida era de Miura. Muy seria y con mucho volumen. Todos aplaudidos cuando salieron al ruedo preciosamente pintado para la ocasión con motivos magallánicos.

El primero de Manuel Escribano tuvo mucha alzada. Calamocheaba y molestaba al torero que rebuscaba y tenía cierto peligro sordo. Escribano sacó oficio para estar decoroso ante el áspero animal de la vacada de Miura que no tuvo ni clase ni poder. Un primer capítulo sin mucha importancia.

Cariavacado fue el cuarto de la tarde. Recordaba a una antigua lámina de ‘El Ruedo’. Recibió tres buenos puyazos de Juan Francisco Peña a los que acudió con alegría el de Zahariche. Banderilleó con alegría Manolo Escribano para conformar un trasteo con la muleta que comenzó con pases por la espalda. El toro pasaba en cada embroque pero a su aire. Sin lucimiento para el torero. Mal lote el que le tocó al torero sevillano.

Juan de Dios Quinta picó a la perfección al segundo de la tarde. Daniel Luque lo colocó lejano y el toro castaño de Miura acudió con alegría al jaco. Fue como un soplo de aire fresco disfrutar de un tercio que muchas tardes se impide ver a los aficionados. Luque rayó a gran altura con un toro más ‘toreable’ pero que necesitaba la rectitud que Luque supo ofrecerle. Destacar una serie con la izquierda donde dibujó el natural a la perfección. Gran dimensión la del torero de Gerena. Estocada hasta los gavilanes y descabello. Dos orejas.

Con su segundo toro volvió Luque a estar muy asentado y sin concesiones ante un toro que se revolvía y buscaba los talones. Con valentía describió algunos muletazos por ambos pitones de gran factura. Pinchazo y media con mucha muerte. Cayó sin puntilla. Luque está en un gran momento. Se vio claro hoy en Sanlúcar.

Pepe Moral estuvo muy valiente y dispuesto con el primer toro. Un astado que se movió mucho pero sin regalar ninguna embestida. El torero de Los Palacios estuvo muy firme aunque sin llegar a rematar. Remató con una gran estocada.

El sexto fue muy bruto en sus embestidas. No hubo sintonía y Moral tomó el camino de la brevedad.