Toros de Torrestrella.
Toros de Torrestrella en la finca 'Los Alburejos' en Medina Sidonia.

Posiblemente sea el último reportaje que se haga desde esta mítica finca situada en Medina Sidonia y que lleva más de medio siglo siendo el paraíso de los famosos ‘torrestrellas’ de la familia Domecq. Y digo que posiblemente sea el último porque hemos podido saber que la fina ha sido vendida a un inversor extranjero. Así que serán tan sólo unos meses en los que estos preciosos toros de don Álvaro Domecq Romero pacerán en su finca de los Alburejos que para los románticos del toro bravo siempre será la casa de estos toros tan singulares.

Pero nos queremos detener en la vacada de Torrestrella, fruto de la personalidad de un hombre inquieto y genial como fue don Álvaro Domecq y Díez. A él le correspondió una cuarta parte de la ganadería de su padre, Juan Pedro Domecq y Núñez de Villavicencio.

Don Álvaro, pronto se deshizo del lote vendiéndosela a su hermano Salvador y en el año 1953 compra junto con Manuel Camacho la ganadería de Curro Chica, ganadero jerezano que seleccionaba reses puras de Veragüa por la línea de Braganza, tanto es así que el hierro de Curro Chica era precisamente el de la Corona Ducal de Braganza, la cual le cedió a Camacho. Y cedió el hierro ya que tanto Domecq como Camacho querían comprar a don Carlos Núñez Manso, creador de un encaste único que lleva su nombre. Un encaste formado por tres grandes líneas como son dos de Parladé por las partes de Mora Figueroa y Rincón y una parte de Villamarta.

A don Carlos Núñez lograron comprarle una camada de eralas y así es como don Álvaro escoge las mejores vacas a cambio de cederle el hierro a Manolo Camacho. Posteriormente, hizo otra compra con Fernando de la Cámara. Este ganadero alertó a don Álvaro que en el lote sorteado de vacas compradas a Núñez le había correspondido una vaca de nombre ‘Lancera’ que tenía una muy reata, viniendo directamente de la línea de ‘Amistoso’, de la línea de Tamarón y Mora Figueroa, y que hace la ganadería de Núñez. ‘Catalejo’, concretamente, era otro que padreaba y que era hijo de ‘Amistoso’. Y una vaca de este ‘Catalejo’ era la famosa ‘Lancera’. Cuando Domecq y Díez acude a buscar a la vaca resulta que venía con un añojo. Fue tentado de eral y dio una nota excepcional con lo que padreó mucho y bien durante la década de los sesenta en la ganadería creando el prototipo de toro de Torrestrella, de pelo burraco y de un carácter encastado y noble.

Gracias a ‘Lancero’, don Álvaro Domecq puede compartir sementales con sus hermanos y añade a sus sementales míticos de Domecq como fueron ‘Desgreñao’ o ‘Gusarapo’. De lo priminegio de Curro Chica, don Álvaro Domecq también decide dejar unos importantes goterones que aún se dejan ver en la ganadería con vacas ensabanadas.

Por tanto, de todo este cóctel genético, don Álvaro Domecq y Díez supo hacer una gran ganadería en una labor que fue sentenciada en el toreo como ‘el alquimista de la bravura’. Complicada labor de unir distintas sangres para sacar una ganadería de las buenas.

Torrestrella ha estado siempre entre las mejores ferias del mundo llevándose muchos premios. Y decimos del mundo porque también han sido muchas las corridas e incluso las pajuelas que Sudamérica han dejado sus toros. Grandes ferias y grandes triunfos. Se trata de una ganadería encastada, que ofrece un toro muy del aficionado. Que no regalas las embestidas pero que está cargado de profundidad y de ese palmo de más que siempre tuvieron los toros de Núñez acompañada con la clase de Domecq.

En los Alburejos, este toro ha estado durantes muchas décadas cuidándose y seleccionándose. Ahora, la familia Domecq con don Álvaro Domecq Romero, tendrán que llevar sus toros y vacas a otras fincas para seguir cosechando grandes triunfos. Seguir escribiendo sobre esta familia daría para un libro. Recomendamos, por cierto, ‘El Toro Bravo’, libro escrito por don Álvaro Domecq y Díez que es una delicia disfrutar de su lectura y deseamos a la familia Domecq que prosigan con esta labor en la que durante tantos años han puesto tesón, trabajo y buen hacer. Y el reflejo es la ganadería de Torrestrella.

Os dejamos un vídeo con una magníficas imágenes de toros de Torrestrella a galope por el corredero de los Alburejos.