Proyecto de la zona a ejecutar.
Proyecto del nuevo aspecto de la zona tras la intervención.

A través de los fondos FEDER, la licitación ya iniciada tendrá un presupuesto de 629.395 euros


La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Jerez inicia el procedimiento para la contratación que llevará a cabo una profunda regeneración del eje viario que comprende las calles Corredera, plaza Esteve y calles Santa María y Cerrón.

Esta iniciativa tan esperada por los ciudadanos se presenta con una licitación de 629.395 euros. Este importe será cofinanciado por la UE mediante el programa operativo de crecimiento sostenible FEDER 2014/2020.

En este sentido hay que señalar que el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Medio Ambiente e Infraestructuras, José Antonio Díaz, ha anunciado que ya hay una previsión de cara al comienzo de esta ejecución tras la celebración de la Semana Santa.

Comentar que esta actuación fue informada y valorada favorablemente por la Comisión Local del Centro Histórico, en su última sesión celebrada en octubre y presidida por la alcaldesa, Mamen Sánchez, una vez que fue sometida a la consideración de los sectores comerciales, hosteleros y profesionales al objeto de alcanzar un amplio consenso sobre su contenido y plazos de la ejecución, según informa el Ayuntamiento de Jerez.

El proyecto consiste en la regeneración de las calles Corredera, Plaza Esteve, calle Santa María y Cerrón, mediante una nueva repavimentación de la calzada y un diseño en plataforma única. “Esta nueva disposición mejorará notablemente la accesibilidad en esta zona tan transitada del centro, y contribuirá a reducir la actual contaminación acústica”, ha explicado el teniente de alcaldesa.

La nueva plataforma para los vehículos tendrá limitada la velocidad y estará compuesta por un nuevo pavimento combinado de adoquín de granito y aglomerado de pequeña granulometría, mientras que los pasos de peatones serán de adoquín flameado, al igual que la banda de rodadura que delimitará los carriles de tráfico rodado.

Entre las obras previstas en el proyecto figura la implantación de un nuevo tramo de carril bici desde la plaza de Las Angustias al objeto de ampliar la red actual de la ciudad, así como dar cumplimiento al compromiso alcanzado con las asociaciones ciclistas.

Asimismo, la actuación comprende la renovación de los actuales acerados de las citadas calles, con especial atención a aquellas zonas que presentan un mayor grado de deterioro y al objeto de mejorar la accesibilidad.

Igualmente, se contempla la ampliación del acerado de las calles Santa María y Cerrón en ambos lados para facilitar la accesibilidad en general y de las personas con movilidad reducida.

Entre otras actuaciones, está prevista la colocación de macetones y flores decorativas en el tramo de plataforma única de la calle Corredera para separar la zona de tráfico rodado de la peatonal, reforzando de esta forma la seguridad vial y mejorando la estética. Igualmente, tal y como ha señalado el teniente de alcaldesa, se llevará a cabo una actuación paralela por parte de la empresa concesionaria Aquajerez, al objeto de renovar las redes de abastecimiento y saneamiento, y dentro del Plan de Inversiones anuales.


OPINIÓN – Manuel Sotelino

Por fin las obras

Para muchos jerezanos un anhelo poder ver toda esta zona tan céntrica y tan importante para el tráfico rodado de una vez por todas reformada y remozada. Desde estas mismas páginas llegamos a afirmar que pasar por la plaza Esteve en un vehículo solo era posible si se iba en un todo terreno. El aspecto del adoquinado da hasta miedo por la cantidad de socavones.

También se ha comentado que el paso continuo de vehículos pesados como son los autobuses urbanos ha facilitado que la calzada de toda la zona estuviera prácticamente hundida. Y siempre hemos abogado por autobuses mucho más funcionales. Más pequeños para todos estos tramos tan céntricos. Sobre todo teniendo en cuenta que al jerezano le cuesta hacerse usuario de este medio de transporte urbano. Nos gusta acudir a Correos y aparcar en la misma puerta para enviar una carta.

En cualquiera de los casos nunca es tarde si la dicha es buena. Esta ejecución estaba prevista, creo recordar, para el verano de este mismo año y durmió el sueño del olvido. Ahora parece que va en serio que tras la Semana Santa se llevará a cabo esta reforma que lucirá mucho más y mejor el centro de nuestra ciudad. Y como finalizar, un deseo de buena carrera a los costaleros que portarán los pasos en los días de la Semana Mayor. Será muy agradable tomar estas calles con algunos kilos en los hombros entre tanto bache y socavón.