Calle Francos, en Jerez de la Frontera

Hoy traemos a nuestra colección de calles vacías la calle Francos. Una vía intramuros de la ciudad con gran paso de jerezanos que llegan hasta el centro desde la zona de Santiago e incluso desde la zona norte.

Una calle estrecha, coqueta y con gran sabor. Lejos de lo que siempre ha contado la tradición, Francos no le viene a la calle porque José Bonaparte viviera en una casa solariega y tirara las conocidas monedas francesas por los balcones. Bonaparte –Pepe Botella- sí que vivió allí más el nombre le viene por otra razón.

Según argumenta Agustín Muñoz y Gómez en su libro sobre las calles y plazas de Jerez de la Frontera, Francos le se le denomina a esta vía desde tiempos de la Reconquista. Y fue así por haberse instalado en ella y otras calles colindantes a virtud de un privilegio de Alfonso ‘El Sabio’ a ciertos vecinos que se instalan con la repoblación y que gozaban honras y ‘franquezas’ provenientes del antiguo barrio Franco de Sevilla. Eran principalmente mercaderes dedicados al comercio de paños textiles.

Cita Muñoz y Gómez las mismas dimensiones que tiene ahora la calle, comenzando en la plaza Mercaderes –ahora Plateros- para finalizar en el encuentro con la calle Chancillería.

Bonaparte vivió allí, cocretamente en el número 30, que era del marqués de los Alamos, en el año 1810, pero ya cuando llegó el hermano de Napoleón, la calle llevaba siglos llamándose Francos.

Dejar comentario