Rijeka
Rijeka es la Capital Europea de la Cultura en 2020.

La Capital Europea de la Cultura es un proyecto que se inicia en el marco de la Comunidad Europea en el año 1985. En un primer momento no con esta denominación sino como Ciudad Europea de la Cultura.

Ha sido una iniciativa que en todos estos años ha tenido un fuerte impacto entre los ciudadanos europeos y ha servido para erigir a una ciudad como un referente cultural. En este sentido, ser elegida como Capital Europea de la Cultura índice directamente en Rehabilitar las ciudades, potenciar el perfil internacional de las ciudades, realzar la imagen de las ciudades ante sus propios habitantes, insuflar nueva vitalidad en la cultura de las ciudades e impulsar el turismo.

El impacto socio económico también ha sido importante, resaltando toda la preparación e iniciación de proyectos que se ponen en marcha años antes de la llegada de la designación.
En el año 1999, la Ciudad Europea de la Cultura pasa a denominarse como Capital Europea de la Cultura hasta la actualidad.

Se trata de un nombramiento que concede el Parlamento Europeo. Un proceso de selección ya que existía una competitividad entre las ciudades aspirantes con el fin de obtener este reconocimiento. El sistema elegido por el parlamento fue la de ser rotativa de forma que todos los países miembros de la Unión Europea tengan posibilidad de acceder a este nombramiento, al menos una vez. Es decir que son las instituciones europeas quienes conceden esta designación y no sobre un informe intergubernamental.

El evento viene siendo patrocinado por la Comisión Europea, de forma que esta institución garantiza una importante ayuda para la ciudad escogida cada año.

Jerez

En un principio, hay que indicar que por este sistema rotativo, en el año 2031 esta designación correspondería a España o Malta. En el caso de Jerez, que inicia la complicada carrera hacía este reconocimiento europeo de cara al 2031, su candidatura se basa en los grandes aportes culturales de la ciudad. El vino, los caballos, y, sobre todo, el flamenco que va a ser argumento con el que se va a intentar llegar al nombramiento.

La alcaldesa de Jerez, Mamen Sánchez, ya contemplaba en su programa electoral del pasado año este proyecto. El argumento fundamental es el de flamenco como elemento integrador. Y vender este producto que tanto arraigo tiene en la ciudad con una capacidad de actualización que Jerez ha sabido llevar a cabo.

Mayo de 2019 en la campaña electoral Mamen Sánchez anunció en su programa el competir por ser capital europea de la cultura.

Por último, destacar que la pasada semana, en Fitur, Granada ya hizo pública una queja al ver el respaldo que la Junta de Andalucía hacía por la candidatura de Jerez como Capital Europea de la Cultura con la presencia del vicepresidente Juan Marín. Unas quejas de algunos políticos por un proyecto que al parecer inició Granada en el año 2015.