Fitur 2018 en Madrid

Los tiempos han cambiado. Todavía recuerdo aquellos ‘fitur’ en los que los periodistas eran invitados y llevados en avión hasta la capital del Reino para estar presentes en la feria de entre las ferias del turismo.

Era la eclosión de las burbujas y los ayuntamientos iban bien con el pago de tasas e impuestos para construir en zonas urbanizables. Palabras como PGOU o zonas contempladas en el plan parecen que han caído en el saco del olvido. Pero todo aquello surgió y existió.

Eran los tiempos en los que el sector del vino ya no servía para mantener todo un tejido productivo y socio-económico y se tuvo que tirar por otras líneas de riqueza como el turismo tras la reconversión del sector de la vid. Jerez dejó de ser una ciudad netamente industrial para pasar al parque temático en el que se ha convertido hoy.

Como parte de todo aquello, quedaba Fitur que era el gran escaparate en el que todos se mostraban y se dejaban ver. Algo así como el tendido de la Maestranza en los días de farolillos.

Ahora Fitur es mucho más sobrio. El puente aéreo funciona menos. No obstante, el cartel de la Semana Santa o las estampas de los muros del Alcázar siguen estando presentes en la feria del turismo. Sólo nos queda eso. Un reclamo para que el turista quiera venir a nuestra ciudad. Recomendamos zapatos cómodos. Hay mucho que andar y baches que sortear…

Dejar comentario