Concierto de Miguel Bose en el Tío Pepe Festival el pasado año de 2017

González Byass es el claro ejemplo de lo que debe de ser la evolución natural de una compañía con los tiempos en la que se encuadra en cada momento.

Si con la eclosión de los vinos de Jerez en los años setenta vinieron los grandes negocios y la construcción de los grandes templos, después se echó encima la regulación de un sector que la venida de una grave crisis en el consumo de nuestros caldos. Ahora, afortunadamente, los vinos de la tierra remontan y son reconocidos en las mejores mesas como lo que son: una maravilla.

Pero González Byass supo y pudo cambiar hacia otros ámbitos sin perder sus esencias. Hace ya años comenzó con el aprovechamiento de un sector que posteriormente sería esencia para la ciudad como es el turismo. Y comenzaron las grandes visitas a la bodega que ya que uno viste algunas canas recuerda que en los ochenta era algo casi testimonial para la bodega.

Ahora, sigue en su línea de buscar otros nichos de negocio. Y así se ha ido trabajando, y muy bien por cierto, con actividades de negocio como son sus equipamientos para celebraciones de todo tipo, desde un banquete hasta una pasarela.

Y para el mes de agosto, otra interesante iniciativa. Precisamente en un tiempo en el que la actividad vinatera casi cesa del todo y muchos que siempre han trabajado en el sector del vino cogían vacaciones (incluso hay firmas que cierran literalmente las instalaciones). El Tio Pepe Festival es una magníficia iniciativa con conciertos de alto nivel. Este año estarán Serrat presentando su disco, Luz Casal, Sara Baras, Sergio Dalma o el gran Roger Hodgson, vocalista del mítico grupo Supertramp y que a los seguidores de este tipo de música es una cita ineludible. Enhorabuena por la iniciativa tomada. E intentaremos estar ahí para cantar el famoso Breakfast in America.

Dejar comentario