Botellas de Fernández Gao.
Botellas de los exquisitos vinos de Bodegas Fernández Gao.

Teniendo como marco la Sherry Week que en estos días se está celebrando no solo en Jerez sino en distintos puntos del mundo, hoy en Jerezania queremos detenernos en uno de los más elegantes y mejores vinos que se pueden encontrar en el amplio y selecto Marco de Jerez. Un vino que pertenece a esos misteriosos caldos que solo se producen en estos pagos y que aparece casi de forma misteriosa. Se podría incluso afirmar que se descubre en una bota cuando Jerez lo quiere. Es la magia que se desarrolla en el envejecimiento de una barrica de vino para convertirse en Palo Cortado. Razones lógicas no existen. Se habla de la orientación de una bota en la bodega, del pago de donde proceda la uva, de la luminosidad, de la temperatura ambiente o de las circunstancias diversas en la crianza para ‘degenerar’ en un vino singular y único. Y es que todo lo que rodea al Palo Cortado es un misterio. Su súbita manifestación, su propia personalidad que lo hace un vino casi insuperable, la impronta que deja en el paladar del que lo degusta a pequeños sorbos…

Dentro de la gama del Marco —nada se puede asegurar de forma tajante cuando se habla de este vino— el Palo Cortado lo podríamos encuadrar en una especie de fallo en la tradicional producción jerezana por medio de criaderas y soleras. En el fresco ambiente de la bodega te encuentras con él en el repaso de las andanas a través de una cata, estando en un bota destinada a fino. Ahí es donde eclosiona y se comienza a detectar unas características propias que lo llevan a Palo Cortado. En cuanto a su catalogación, se localiza entre el amontillado y el oloroso.

En Jerez, el Palo Cortado representa a una gama cuidadísima por todas las marcas vinateras. Sin embargo, en Bodegas Fenández Gao, el Palo Cortado es una preciada perla que se manifiesta y se cuida dentro de un joyel donde todo es de un nivel de excelencia y de exigencia también. Dentro de esta firma que mantiene un prestigio que arranca en la más profundas raíces vinateras, está meridianamente claro que los vinos de autor con una fuerte personalidad propia es el producto deseado y el bastión que no se abandona.

bodegas-fernandez-gao-andanaEn esta excelente marca bodega gestionada en el seno de una familia jerezana que tratan los productos con máximo cariño, se trabaja por la calidad sin olvidar el origen y se recuerda y homenajea, de esta forma, a una de las madres o soleras de una gran calidad de Marco como fueron las originadas en las antiguas bodegas Fernández Gao.

El Palo Cortado de Bodegas Fernández Gao se define como un vino de color ámbar. Intenso y seco en boca, con cuerpo, final largo y muy elegante al paladar. Presenta claros aromas a frutos secos como la almendra, también ciertos recuerdos a vainilla y tostados. Vino de gran complejidad que conjuga la finura del amontillado con la corpulencia del oloroso. Una verdadera rareza enológica.

Este excepcional vino que se presenta bajo la denominación de PALO CORTADO Fernandez-Gao 1750, se compone de la uva 100 % Palomino Fino. Su envejecimiento está basado en el sistema tradicional de Criaderas y Soleras, utilizando botas de roble americano de 500 L previamente envinadas. La vejez de esta maravilla de la enología es de 20 años. Esta magnífica rareza enológica tiene un grado alcohólico 21% y se presenta en una capacidad de 50 cl en un tipo de botella bordelesa mateada.

Con estos mimbres, el Palo Cortado de Fernández Gao ha sido laureado en algunos de los más importantes concursos tanto a nivel nacional como internacional. Los premios son los siguientes:

•Guia Peñin 2020 – 94 Puntos
•Guia Intervinos 2020 – 96 Puntos
•Premios BACCHUS 2019 –Oro
•Robert Parker Wine Advocate 2019 – 93 Puntos
•Vinespaña (FEAE) 2019 –Gran Oro
•Guia Peñin 2019 – 94 Puntos
•Vinespaña (FEAE) 2018 – Gran Oro
•Premios International new wine awards(AEPEV)2017- Gran Oro
•WineEnthusiast 2017- 92 Puntos

En cuanto al maridaje perfecto, desde Fenández Gao se recomiendan los embutidos, quesos curados y de pasta, frutos secos, pescados azules, todo tipo de carnes de caza, estofados, platos especiados o setas.

También se recomienda una temperatura ambiente de consumo entre 15-17º C, o fresco, entre 12-15º C. Una vez abierto, conservar en sitio fresco y consumir antes de tres meses. Asimismo, también se sugiere beber en catavino grande modelo ideal, o copa de vino blanco. Si el vino permanece cerrado, se conservará en perfectas condiciones, en lugar fresco y en posición vertical.

En definitiva, todo un maravilloso mundo de olores y sabores que casi despiertan los cinco sentidos. Un auténtico privilegio que solo puede ser producido y criado en nuestro Marco de Jerez y que, en este caso, es muy recomendable degustar bajo la denominación de Fernández Gao por el primor que se pone ante esta auténtica maravilla de la enología.

Antigua edición de las Bodegas Fernández Gao.
Antigua edición de las Bodegas Fernández Gao.