Todos los que lo conocimos más o menos recordaremos a este entrañable sacerdote jerezano que estuvo al frente de la parroquia de San Marcos durante muchas décadas. El cura Carlos, o don Carlos, lo traemos hoy a nuestra Jerezania en una instantánea que nos aparece en nuestro archivo fotográfico. Se trata de la procesión del Corpus Christi de probablemente veinticinco años. Acompañaba a la custodia con todo el grupo de religiosos y sacerdotes diocesanos.

En el próximo mes se cumplirán diez años de su fallecimiento. Fyu don Carlos un sacerdote culto y gran conversador, con gran sentido del humor y, sobre todo, un hombre de Dios. Siempre lo recordaremos, con independencia de que lo hubiéramos conocido más o menos.

Dejar comentario