Iglesia de Guadalcacín. Foto - Wikipedia.

El delegado de Medio Rural, Jesús Alba, ha anunciado el comienzo de la segunda fase de las labores de desinfección de las barriadas rurales de Jerez en colaboración de vecinos agricultores de las poblaciones jerezanas, que aportan tractores y vehículos adaptados, y la planificación y respaldo de materiales del Ayuntamiento de Jerez. Estos trabajos se están llevando a cabo como consecuencia de la pandemia de coronavirus que está sufriendo toda España.

“En esta segunda fase el trabajo de coordinación ya es más fácil porque tenemos contactados a los equipos de agricultores y vecinos, y conocemos las necesidades de materiales, la labor resulta más efectiva”, ha asegurado Jesús Alba.

La Delegación de Medio ha vuelto a hacer acopio de litros de hipoclorito de sodio, batas, mascarillas y guantes para distribuirlos en las zonas de actuación. “Tenemos que reconocer la amplia colaboración de estos vecinos agricultores que no sólo aportan sus vehículos sino que también hacen uso de sus equipamientos que otras circunstancias emplean en las labores agrícolas de fumigación. La Delegación de Medio Rural contribuye con el hipoclorito de sodio en todas la desinfecciones y con los equipamientos de protección personal donde son necesarios los mismos”, ha comentado el delegado.

La segunda fase de desinfección arrancó el pasado viernes en la barriada rural de Gibalbín. Durante la jornada de ayer lunes, los trabajos de limpieza se centraron en la barriada rural de Lomopardo. “Queremos completar la segunda fase de limpieza y desinfección de las dieciséis barriadas rurales en unas dos semanas. Seguiremos desinfectando calles, parques infantiles, papeleras, marquesinas y contenedores”, ha señalado Jesús Alba. Las tareas planificadas por la Delegación de Medio Rural se verán complementadas por los trabajos de la empresa Gesser concesionaria de Medio Ambiente.